domingo, 9 de junio de 2013

AHORA QUE AMANECES DE FELIPE SÉRVULO POR MORALES LOMAS




Hace unos días me ha llegado el libro de poemas Ahora que amaneces, del escritor giennense afincado en Barcelona, Felipe Sérvulo, presidente de El laberinto de Ariadna y editor del pliego de poesía del mismo nombre. Una bella edición de la Editorial Playa de Ákaba.

Es un libro sobre los afectos y la cotidianidad más presente, con un regusto amargo por momentos y enormemente sensitivo.

No lo registro como un libro de nostalgia, como dice Rossell en el prólogo, aunque la haya, sino como un libro anclado en el presente (de hecho son 24 horas de la vida del poeta las que imaginariamente transcurren en él, como en el Ulysses de Joyce), sincero, a veces duro; en ocasiones tierno, en otras conmovedor y, desde luego, un canto profundo a la amada.

A veces al leerlo me ha dado la impresión de estar escuchando algunas canciones de Serrat como Tu nombre me sabe a hierba, etc. De hecho lo cita junto a Brassens…

Un poemario sincero, sencillo, sobre el día a día, sobre la vida misma convertida en poesía y, como diría Antonio Machado para hablar de la poesía, a él se le puede calificar como de palabra en el tiempo. Un homenaje al sevillano también aparecerá de hecho en otros poemas.

Ese sereno viaje del tiempo al que se refiere en un poema. Desde luego que las referencias a él son continuas. La presencia de la amada es una garantía con su constante definición metafórica y alegorizaciones como cuando dice: “De las estaciones del año, te prefiero a ti”. 
La memoria, la antigua casa, la definición invariable de la vida, la metaliteratura (Salinas, Federico, Machado) y la amada como último baluarte. Un bello poemario lleno de emociones, sacudidas y aciertos.

Felipe Sérvulo



2 comentarios:

María José Bascuñana dijo...

"De las estaciones del año, te prefiero a tí". Que belleza de frase, este poemario Ahora que amaneces, para mí es muy especial, precisamente por que en sus poemas hay mucha ternura, sentimientos encontrados del corazón, mucha emotividad y a veces cierto desgarro que sale del alma del poeta. Felipe sabe como como llegar muy dentro con sus poemas.
Siceramente creo que Felipe es un hombre con una sensibilidad muy especial. Sus poemarios son muy hermosos.

Inmaculada Jiménez Gamero dijo...

"Cuándo no estás, falta el sutil lenguaje de las flores..." Tantos poemas de Felipe te hacen sentir en casa, como si te los susurraran al oído, y un aire fresco con olor a lavanda te dijera que todo es sencillo, que detrás de cada segundo, de cada instante, hay una belleza incalculable pero sencilla y cotidiana.

La creación literaria y el escritor

La creación literaria y el escritor
El creador de libros, pintura de José Boyano